Bastión de Los Pescadores y el Duna a sus pies
Budapest <> La gran desconocida

La primera sensación que tuvimos nada más llegar a Budapest (el 15 de mayo) fue la de.... por fin hemos llegado. Tras varias horas de odisea por el aeropuerto de Milán entre ventanilla y ventanilla, que si localizar de nuevo las maletas, etc., etc. y más etc. por fin llegamos a Budapest.

Pero aquí no habia acabado aún las sorpresas: Nadie nos estaba esperando. Y otra vez dando vueltas por un aeropuerto.

Pero estabamos de vacaciones, así que pasaremos directamente a que por suerte, un guía de nuestra agencia tenía que pasar a recoger a una pareja. Por fín algo de suerte.Cúpulas del Bastión de los Pescadores

Ni que decir que ese día lo perdimos, así que cenar y a la cama que estabamos muy agotados y queríamos acabar con este día. Y como es normal en este mundo, siempre amanace un nuevo día y con él las ganas de disfrutar del viaje así que, un tupido velo sobre el asunto del viaje y a conocer esta bella ciudad.Panorámica desde el Bastión

Aunque la gran anchura del Danubio (Duna en hungaro) separa a Buda de Pest, los 9 puentes que lo cruzan y un excelente transporte público permiten una comunicación inmejorable entre ambas orillas.

Buda fue nuestro primer lugar de visita. El autobús nos dejó en la Colina del Castillo, cerca de la iglesia de Matías. Para algunos esta iglesia es la obra maestra del eclecticismo europeo..... y en Budapest hay mucho estilo "Eclectico". Para otros el estilo les parecía un decorado de opereta..... ya se sabe que sobre gustos ........Mátyás-templom

Lo curioso de esta iglesia, que en sus orígenes era la iglesia de los alemanes y estaba dedicada a la Santísima Virgen, es que la denominación popular se debe a que Mátyás (Matthias Corvinus) el legendario rey húngaro se desposó las dos veces aquí.

Al entrar a la iglesia por el Portal de María es posible apreciar un bajo relieve del siglo XIV que describe la muerte de la Vírgen.Plaza de Los Héroes

En lo alto de Andrássy út, cuando llega al Parque de la Ciudad, se encuentra la Plaza de los Héroes (Hosök Tere). En la plaza están representados los reyes de Hungría y destacadas figuras de las guerras de independencia.

En el centro de la plaza hay una alta columna de 36 metros de altura coronada por Gabriel, el Angel Guardián, es el Monumento al Milenio.

El conjunto escultural conmemora los 1000 años de existencia del Estado húngaro.

En los alrededores de esta plaza encontraremos el Parque de la Ciudad, el Museo de Bellas Artes y el Museo de las Artes.
Escaleras del Parlamento húngaroDe la Plaza de los Héroes (Hosök Tere), nos vamos a comer, ya que a las 15:00 h. tenemos turno para visitar el Parlamento húngaro (Országház).

Se trata de un extraordinario edificio neogótico adornado con torres y pináculos que inició su construcción en 1884 y hasta 1904 no se terminó.

Visto desde la orilla de Buda, se aprecia la gigantesca cúpula central (... bueno, de Buda y desde cualquier punto.... como para no verla)que tiene casi 100 metros de altura (96 para ser exacto), y es una referencia explícita a la conquista de Hungría por parte de los magiares en el año 896.
El Parlamento visto desde el Bastión de los Pescadores

La verdad que es muy importante quién y cómo te explican los temas relacionados con la "vida política" del país. Por suerte nosotros tuvimos una joven guía que no se mordía la lengua a la hora de llamar a sus "señorías" como se merecían.

Fue una visita muy amena con "coletillas envenenadas" cada vez que tocaba mencionar algún tema de los políticos.
Basílica de San Esteban
San Esteban es el santo patrón del país. Fue coronado rey de Hungría en el año 1000, aceptando el cristianismo.

Su brazo derecho momificado (el Szent Jobb) se encuentra en una de las capillas dentro de una urna de cristal ricamente ornamentada. El interior de la basílica también está ricamente decorado con pinturas, tapizes, esculturas y frescos.

El día de nuestra visita, que dicho sea de paso es gratis, había un concierto de música clásica.

Otro tipo de música es la que han puesto a la entrada de la basílica; tienen grabaciones de halcones que emiten con asiduidad para espantar a las palomas, esas ratas con alas que lo deterioran todo con sus excrementos.

Otro símbolo urbano de Budapest es el Puente de las Cadenas ya que fue el primero construido sobre el Danubio. Durante la Segunda Guerra Mundial fue dinamitado. Su reapertura tuvo lugar el 20 de noviembre de 1949, exactamente 100 años después de su inauguración.Magyar Állami OperaházY para terminar esta pequeña visita a la ciudad de Budapest nos llevaron al Teatro de Opera del Estado Húngaro, considerado uno de los teatros operísticos más bellos de Europa, su opulencia es tal que puede distraer de la representación misma.

Fue un encargo del Emperador Francisco José, iniciándose las obras en 1875. El Teatro de la Opera abrió sus puertas por primera vez en 1884.

Como todo teatro tiene su palco real, pero la Emperatriz "Sissi" utilizaba otro palco, casi encima del escenario, cuando iba sin su "medio limón" a alguna representación...... o eso dicen.

Y con el Teatro de la Opera dejamos Budapest. Al día siguiente partimos dirección a Viena.

Así que dejamos Hungría y nos adentraremos en Austria.


Para ver el " Albúm de Fotos "... pincha aquí.